Mangueras: Cómo prepararlas para altas temperatura

manguera

Tu tractocamión depende de varios tipos de fluidos para continuar trabajando. Cada uno circula por diferentes tipos de mangueras, donde el material con el que están hechas varía tanto como sus funciones.

La diferencia en las mangueras también permite que su resistencia al calor o al frío varie. Aunque están preparadas, sin importar que fluido ayuden, el sobrecalentamiento o los cambios de temperatura extremos afectarán la superficie del material.

En el motor a diésel de tu tráiler también transportan fluidos como líquido anticongelante, combustible y aceite lubricante. Tres sustancias que son indispensables para que el motor funcione correctamente. En caso de que exista alguna falla con estas mangueras y fluidez, los resultados pueden ir desde quedarte varado hasta el sobrecalentamiento y pérdida de otras piezas de tu motor.

A pesar de que movilizan diferentes sustancias y están hechas de diferentes materiales, su mantenimiento puede ser muy similar.

Estos tres tipos de mangueras de tráiler las podemos encontrar en la mayoría de los motores y cada una requiere de un cuidado distinto.

Manguera metálicas

Son mangueras de tráiler que requieren una mejor dispersión de calor.

Las mangueras metálicas pueden estar más propensas al óxido y la humedad, aunque su resistencia es mucho más fuerte que otros elementos, como el calor, si no se limpian correctamente.

Una vez que nos aseguramos de que no hay elementos ajenos después de un lavado de motor, es necesario rociar una capa de lubricante multiusos que funcionara como agente anti-oxidante y no permitirá que se peguen elementos ajenos que puedan hacer que haya corrosión.

Mangueras cubiertas con malla metálica

En el caso de las de malla metálica, requieren cierto nivel de adaptabilidad de tamaño y forma sin llegar a ser una manguera de hule, que tiene mucho más facilidad de movimiento. También en, necesita cierto nivel de resistencia, menos que una metálica , aunque puede presentar problemas similares a la manguera de metal.

Sin ser de metal completamente, debemos asegurarnos de que el hule no se reseque, aplicándole líquido abrillantador. Después de proteger el área de hule de la manguera, un aflojatodo en el metal, va a ayudar a evitar la oxidación en la malla.

Mangueras o coples

Siendo de hule requieren de mucha flexibilidad para adaptarse a diferentes situaciones y condiciones de clima, al ser un tanto más resistentes a los cambios de temperatura que requieren que se expanda el material y pueden incluso cambiar su forma.

Al ser tan fácil de manipular, podemos encontrarla en varios procesos del motor, por lo que en el caso de los elementos de hule, la idea es mantenerlos humectados, un abrillantador ayudará a evitar que se resequen ante el calor, el sol o sustancias externas que puedan afectar el material.

Existen también los ductos metálicos. No son mangueras en sí, pero hacen la función de una, no tienen necesidad de adaptarse y son muy rígidas y fuertes.

Contáctanos

Para adquirir refacciones o autopartes para tu tractocamión puedes hacerlo en nuestra tienda en línea o conseguirlos en una de nuestras sucursales en Allende, Monterrey, Saltillo, Veracruz, Querétaro o Altamira.

Para más información, también puedes contactarnos en nuestra página oficial de Facebook

Si requieres apoyo al elegir tus refacciones, contacta a uno de nuestros vendedores que te guiará con gusto.

Puedes conocer más de este y otros producto visitando nuestra familia de  Motor

Si te interesó esta entrada, tal vez quieras leer 4 Consejos para evitar el sobrecalentamiento de tu tractocamión

Recuerda, en AMATRUCK encuentra todo para tu tráiler.

¡Buen viaje!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *