Consejos para manejar de noche y en condiciones adversas. 

manejar de noche

La carretera puede llegar a ser complicada de día, principalmente por el tráfico. Sin embargo, de noche o temprano en la madrugada tienes la oportunidad de circular con mayor libertad. Claro que esto también tiene sus propios retos. 

Diferencia entre manejar de noche o de día.

Existen cuatro factores que te harán considerar bien tus opciones de horario: la luz, el descanso, distractores y como lo vimos antes, el tráfico. 

Distractores.

Una de las grandes maravillas del camino es el paisaje. Cielo azul, espacios abiertos, lugares diversos, etc. Todo esto es visible de día, por lo que aumenta la posibilidad de que te distraigas en el camino. Pero, una vez que cae la noche tu atención se centra solo en lo que tienes enfrente y se encuentra bajo la luz. 

Descanso

De manera natural, el ser humano debe dormir de noche. Esto se da debido al ciclo circadiano, el cual determina como actúan en la noche y en el día. 

¿Cómo funciona? Básicamente, es una respuesta al estímulo de la luz. Si hay luz, tu cuerpo piensa que es de día y va a trabajar de acuerdo a ello. De la misma manera, cuando es de noche tu cuerpo decide que es momento de descansar para producir distintos tipos de hormonas que ayudan a recuperarte y mantener un buen estado de salud. Esta es la razón por la que te sientes cansado de noche y activo de día. 

Conducir de noche puede llevarte a tener dificultades para mantenerte despierto, por lo que no es un recurso del que debas abusar. 

Si tomas esto como algo rutinario, puedes desarrollar fatiga y problemas de sueño. Sumado a esto, tu sistema de defensa contra enfermedades es menor, tendrás dificultad para tomar decisiones adecuadas, tus tiempos de reacción se verán afectados y puedes presentar problemas en tu estado de ánimo. 

Debido a estas razones debes realizar una planeación adecuada y con anticipación para que puedas tomar el descansar e ir adaptando el horario. 

Iluminación.

La diferencia más evidente es la luz. Durante el día contamos con una excelente iluminación. Aun así, dependiendo de la temporada y la hora en la que te encuentres en el camino, esta pudiera no ser una verdadera ventaja. 

El sol de medio día, por ejemplo, es muy intenso y podría obligarte a proteger tu vista. Por otra parte, a medida que termina el día la luz se desaparece poco a poco obligándote a pasar por un periodo de adaptación. 

De noche la iluminación depende de dos factores: las luminarias de la carretera y las luces que esté usando tu camión. 

¿Cuáles son las mejores luces para manejar de noche?

La razón de que te vean en el camino y que puedas maniobrar con mayor facilidad, es que cuentas con un set de iluminación que te lo permite.

Como ya sabes, las luces envían información de tus dimensiones, necesidad de cambio de carril, frenado, entre otros a los demás conductores. Para esto cuentas con: reflectores, luces indicadoras, de seguridad, luces traseras y de identificación. Además de todas estas, los faros vienen a ser de gran interés.  

Algunas opciones que puedes considerar:

  • Grote

Su selección de luz LED se encuentra diseñada para asemejar a la luz natural brindándote alrededor de 50,000 horas de luz blanca. La gran ventaja de esto, es que ayudará a prevenir la fatiga visual.

  • DEPO 

Esta marca cuenta con múltiples certificaciones y garantía de fábrica de 1 año en caso de defecto. Por esto, puedes tener gran confianza en que funcionarán correctamente. 

Ambas marcas cuentan con una gran variedad de luces, certificaciones y reseñas positivas. Lo ideal es que consideres entre las opciones LED e HID tomando en cuenta:

  • Evitar que la luz sea demasiado brillante y dificulte la visibilidad a los conductores que van en dirección contraria.
  • Atenúa la luz cuando un vehículo se encuentre a 500 metros de distancia. 
  • Usa las luces altas cuando las normativas te lo permitan. 

¿Qué pasa con la lluvia y la niebla?

manejar de noche en condiciones adversas

Hay varias condiciones que pueden volver el camino complicado: lluvia, niebla y vientos intensos. Si sumas esto a manejar de noche puedes verte en una situación realmente complicada.

Lluvia

Uno de los riesgos más altos cuando hay lluvia, es el hidroplaneo. Dependiendo del tiempo y la intensidad de la lluvia, se va creando una capa de agua, limitando el contacto entre el neumático y la carretera.

Algunas medidas que puedes tomar para prevenir esta situación son:

  • Evitar charcos.
  • Revisar la condición de las llantas. 
  • No usar el modo crucero. 
  • Procurar no tener paradas ni aceleración repentinas.  
  • Disminuir la velocidad. 

En caso de que estas medidas no sean suficientes y te encuentres en una situación de derrape continúa dirigiendo hacia la dirección que deseas sin forzar el freno. 

Viento

¿Qué pasa cuando una superficie extensa con un centro de gravedad alto es impactado por fuertes vientos? La respuesta es sencilla y posiblemente ya la conoces: el camión pierde estabilidad. 

De hecho, este riesgo lo puedes sufrir a partir de la velocidad del viento de 24 a 37 km/hr. Esto se vuelve más complicado dependiendo la carga que llevas, a menor carga, mayor riesgo. 

Dependiendo de las circunstancias podrías perder el control del camión, balancearte a la ruta de otros vehículos y en el peor de los casos sufrir una volcadura. 

Al igual que en el caso de la lluvia debes disminuir tu velocidad, aunque lo ideal es que consideres cambiar de ruta o esperar a que el tiempo sea más favorable. 

Niebla

Hay rutas en las que esta condición es frecuente. Para estos casos lo mejor que puedes hacer es bajar la velocidad, usar las luces bajas y acompañarlas de luces para niebla así como traseras.

En estas condiciones la visibilidad es limitada, por lo que dependiendo de las condiciones no podrías percatarte de vehículos cuando están a cierta distancia. Mantente en tu carril y evita intentar rebasar. 

Conclusiones

Manejar de noche es una buena opción en ciertas situaciones donde ha sido planeado y preparado con anticipación. 

La excepción, siempre será en situaciones complicadas siendo lo correcto no manejar cuando hay factores como lluvia, nieve, neblina y vientos intensos. Mucho menos cuando se suman dos o más. 

Recuerda que ya estás manejando con cierto riesgo al ser de noche y eres vulnerable a sentir sueño.  

¿Quieres saber más?

Encuentra la respuesta que buscas en nuestros artículos.

Contáctanos 

Para adquirir refacciones o autopartes para tu tractocamión puedes hacerlo en nuestra tienda en línea o conseguirlos en una de nuestras sucursales en Allende, Monterrey, Saltillo, Veracruz, Querétaro o Altamira.

Para más información, también puedes contactarnos en nuestra página oficial de Facebook

Conoce nuestra selección de iluminación y recibe asesoría enviando un correo para contactar con uno de nuestros vendedores que te guiará con gusto.

Recuerda, en AMATRUCK encuentra todo para tu tráiler.

Nombre
Teléfono
Correo electrónico
Soy:





Marcas de camión que prefieres:





¿Qué te gustaría cotizar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba