Depósito de anticongelante: lo que necesitas saber.

Depósito de anticongelante

Dentro de los sistemas que mantienen tu camión funcionando de manera constante, contamos con el sistema de enfriamiento. Su funcionamiento lo hemos explicado en múltiples ocasiones, pero de manera resumida podemos verlo de esta manera:

  1. El líquido refrigerante pasa por las zonas más calientes del motor a las menos calientes. 
  2. Una vez que el líquido ha absorbido el calor de los componentes pasa al radiador a enfriarse.
  3. Ya que ha recuperado su temperatura adecuada repite el ciclo. 

Para que esto se realice participan múltiples componentes: depósito de anticongelante, radiador, abanico, bomba de agua, termostato y sensor de temperatura. 

Si deseas conocer más acerca del funcionamiento de este sistema te recomendamos leer 4 señales de falla del sensor de temperatura, dónde explicamos el proceso a detalle. 

sensor de posición de árbol de levas

Consigue las tracto partes que necesitas.

¿Cómo funcionan los depósitos de anticongelante?

El tanque se está conformado de un plástico resistente. Dentro de el se encuentra el sensor de nivel de anticongelante.

Tiene la función de proveer el líquido refrigerante necesario para llevar a cabo el proceso de enfriamiento del motor. Al momento que se genera presión, el anticongelante pasa al motor y al radiador obteniendo en anticongelante que haga falta del tanque. 

Muchas veces lo llaman tanque de agua, sin embargo, la realidad es que contiene una mezcla de agua y líquido anticongelante. Esto debido a que el agua posee una temperatura de ebullición menor al líquido anticongelante, además de que es más vulnerable a que se evapore. Sumado a esto, el anticongelante provee de varias ventajas:

  1. Control de la temperatura.
  2. Transfiere el calor al agua.
  3. Previene la corrosión dentro del sistema. 

Dependiendo de las necesidades de tu vehículo, puedes elegir anticongelante mineral o sintético. Toma en consideración que debe ir de acuerdo con las especificaciones de tu camión y que nunca debes mezclar distintos tipos de anticongelante. 

Regularmente, la proporción de agua-anticongelante es de 50:50, pero hay excepciones determinadas por la temperatura que va a tener que soportar el vehículo. Por ejemplo, aumentaría el anticongelante 60:40 por debajo de los -48 °C.

¿Qué condiciones debe cumplir el agua del sistema de enfriamiento?

Depósito de anticongelante Kenworth T660 con sensor

En este caso el origen del agua y la forma en la que ha sido tratada influye en gran medida en el funcionamiento del sistema. 

Entonces ¿qué tipo de agua debo utilizar? Puedes descartar totalmente el agua de la llave.   Aunque se encuentra limpia, contiene elementos duros como lo son el calcio, magnesio y sodio los cuales pueden dañar el sistema. 

Tanto el agua destilada como la desmineralizada funcionan adecuadamente, ya que no reaccionarán de manera negativa con el anticongelante. Claro, que antes de elegir alguna de las dos para hacer la mezcla es necesario que leas las especificaciones del fabricante. 

Ahora, no debes usar el destilada por si sola en el sistema. Esto no es únicamente por su bajo punto de ebullición comparado con el anticongelante, también son sumamente corrosivas al reaccionar con el aluminio. Debido a ello solo son compatibles con el níquel y el acero inoxidable. 

Mantenimiento del depósito de anticongelante

Revisión del depósito de anticongelante

Es posible que el tanque presente fallas como grietas, sobrecalentamiento o falla de la tapa presurizada. Si alguno de estos llegara a pasar podrías percatarte de falta constante de anticongelante, fugas y sobrecalentamiento del motor. 

Para poder llevar a cabo la revisión del tanque del depósito de anticongelante, debes seguir algunas reglas de seguridad:

  • Usa equipo de protección para ojos y manos.
  • Realizalo cuando el vehículo se ha enfriado después de su uso. 
  • Abre la tapa poco a poco. 

¿Qué puedes hacer para mantener el sistema funcionando correctamente?

  1. Purgar el anticongelante para limpiarlo de la presencia de contaminantes. 
  2. Evita sedimentos. Es posible que se formen sedimentos dentro del tanque dificultando que se disipe el calor. Para prevenir esto es posible utilizar aditivos. 

Una forma de evitar los aditivos SCA es con el empleo de filtros. Estos deben cambiarse de acuerdo a un test que determine si es necesario o no para prevenir la liberación prematura de SCA. 

  1. Revisa las especificaciones del sistema. Es importante que revises el manual y conozcas los cuidados y uso adecuado establecido por la empresa de fabricación. 

Mediante esta guía podrás conocer cada cuando realizar al cambio del anticongelante y toma en cuenta que el tiempo puede cambiar dependiendo de la marca del depósito, el radiador y las temperaturas a las que ha sido expuesto el tractocamión. 

  1. Pon atención a las mangueras. La causa de una fuga no siempre es el tanque, muchas veces podemos tener dificultades con las mangueras ya sea que se encuentran secas, hinchadas o agrietadas. 
  2. Lleva líquido refrigerante contigo. Dada la posibilidad de una fuga, es necesario que lleves anticongelante para rellenar el tanque en caso necesario. 
  3. Revisa en nivel de depósito cada 20,000 km para evitar inconvenientes. 
  4. La temperatura importa. Los climas extremos van a poner sus propios requerimientos en el líquido del tanque por lo que es recomendable que tomes esto en cuenta al momento de planear tus viajes. 

Conclusiones. 

El tanque de anticongelante cumple la función de almacenar y proveer el líquido anticongelante que requiere tu camión mientras está funcionando.

Su cuidado está en relación directa con el anticongelante  por lo que requiere:

  • La verificación de su nivel de anticongelante
  • Revisar el estado de las mangueras que transportan el líquido.
  • Considerar las temperaturas a las que estará expuesto.
  • Prevenir sedimentos. 
  • Evitar contaminantes. 

Mantener este sistema en condiciones óptimas mantendrá a tu camión trabajando en temperaturas adecuadas y, por lo tanto, a seguir en movimiento.

¿Quieres saber más?

Encuentra la respuesta que buscas en nuestros artículos.

Contáctanos

Para adquirir refacciones o autopartes para tu tractocamión puedes hacerlo en nuestra tienda en línea o conseguirlos en una de nuestras sucursales en Allende, Monterrey, Saltillo, Veracruz, Querétaro o Altamira.

Para más información, también puedes contactarnos en nuestra página oficial de Facebook.

Si requieres apoyo al elegir tus refacciones, contacta a uno de nuestros vendedores que te guiará con gusto.

Puedes conocer más de este y otros producto visitando nuestra familia de Motor.

Recuerda, en AMATRUCK encuentra todo para tu tráiler.

¡Buen viaje! Y recuerda visitar nuestro blog para más información

Nombre
Teléfono
Correo electrónico
Soy:





Marcas de camión que prefieres:





¿Qué te gustaría cotizar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba