4 Ventajas de una matraca autoajustable

¿Qué es la matraca autoajustable? Durante nuestros constantes y largos viajes en carretera la seguridad y el rendimiento de los frenos son factores críticos, en especial cuando las condiciones nos exigen frenar con mucha frecuencia, muy común en nuestro trabajo. Este constante frenado termina por desgastar las balatas y el tambor del freno, haciendo que tengamos que cambiarlas con bastante más frecuencia en comparación de un vehículo que pasa mas tiempo en ciudad, como un automóvil particular.

¿Que es la Matraca?

Conocido como matraca, por el sonido que hace cuando se instala en nuestro tractocamión, el ajustador de freno es una pieza en los ejes de nuestro vehículo. Como su nombre lo indica, nos ayuda a ajustar los frenos de cada llanta, apretando las balatas y asegurando el correcto funcionamiento del tambor y los frenos.

Una matraca autoajustable nos ayudará a ahorrarnos tiempo en distintos factores que nos absorben al momento de tener una pieza que necesitamos revisar con cierta frecuencia.

Matraca Autoajustable Meritor 28 Estrias

Este modelo lo puedes encontrar en nuestra tienda en línea, dando clic aquí.

4 ventajas que tiene que la pieza autoajustable

Aparte de ahorrarnos el ajuste constante de la pieza, las matracas autoajustables tienes otras ventajas:

  • El gasto de combustible disminuye al tener las balatas ajustándose automáticamente en cuándo se van desgastando, evitando que las balatas y tambores anden sueltas. Si las piezas están sueltas, generan más fuerza al motor, gastando más gasolina.
  • La revisión de los frenos se realiza en nuestro mantenimiento preventivo es más sencillo al verificar la pieza directamente, evitando que tengamos que hacerlo durante el camino nosotros mismos.
  • La revisión constante del ajuste de la matraca nos quita tiempo, en especial porqué debemos revisar todos los ejes del vehículo.
  • Nuestro tractocamión no está sujeto a “sobreajuste”

La ventaja más importante es la ultima, tener que hacer nosotros mismo el arreglo de las balatas puede costarnos caro más al hacerlo nosotros, pues gasta rápidamente las balatas, además que si se nos pasa la mano en ajustarlos, cuando se le está realizando el mantenimiento, el mecánico tiene que desajustar la pieza, reduciendo su tiempo de vida, en especial si esto pasa cada que se mande al taller para revisiones.

Es normal que tengamos que estacionarnos en algún lugar del camino o durante nuestro descanso de la carretera y revisar si las balatas están correctamente ajustadas por medio de un desarmador. Con nuestras herramientas, suele ser muy sencillo el ajustar la matraca cada que encontramos que las balatas están mal ajustadas. Esta práctica puede causar el sobreajuste si la realizamos constantemente, incluso causar graves daños a los frenos.

El sobreajuste se puede detectar cuando no podemos mover la llanta o el tambor es difícil o imposible de remover. A la larga, estas actividades reducen la fricción y el rendimiento, aumentando los costos de mantenimiento, nuestras balatas pueden llegar a ser cambiadas el doble de lo necesario, aumentando nuestros gastos y hasta nuestro tiempo fuera de carretera, evitando que realicemos más trabajos.

Cuando la matraca es automática solo tenemos que preocuparnos de haber realizado nuestro mantenimiento preventivo cada que salimos a carretera, dejándole el trabajo al ajustador de freno

¿Cuándo se debe cambiar una matraca automática?

Detectar cuando la matraca manual necesita reemplazo es sencillo, nosotros mismo la manipulamos cuando creemos que es necesario el ajuste de las balatas, por lo que tendemos a darnos cuenta cuando falla, pero para una automática se debe consultar durante los mantenimientos al vehículo.

Si cumplimos con los mantenimientos preventivos, no debe de haber problema cuando necesitemos hacer el cambio, ya que nuestro mecánico nos avisará cuando el torque no está dentro de la medida , la medida de los pulsos determinados por la fábrica del tractocamión y la revisión el grosor de las balatas

Los costos de mantenimiento y reemplazo pueden aumentar cuando el desgaste de las balatas es prematuro, por lo que tendemos cambiar primero las balatas antes de pensar en cambiar una matraca.

Dónde Encontrarnos

En AMATRUCK puedes encontrar ambos modelos de matracas para tu tractocamión y probar por ti mismo cuál es la mejor para tus viajes en el camino.

Puedes comprar los cinchos para el tanque de combustible aquí o conseguirlos en una de nuestras sucursales en Allende, Monterrey, Saltillo, Veracruz,  Querétaro o Altamira. Para más información, también puedes contactarnos en nuestra página oficial de Facebook

Si requieres apoyo al elegir tus refacciones, contacta a uno de nuestros vendedores que te guiará con gusto.

Puedes conocer más de este y otros producto visitando nuestra familia de Sujeción.

Recuerda, en AMATRUCK encuentra todo para tu trailer.

¡Buen viaje! Recuerda que siempre puedes encontrar más información en nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *